SIGUENOS EN LAS REDES SOCIALES
RECIBE NUESTRAS NOTICIAS
EN TU COREO ELECTRÓNICO

Voluntariado Con JR

A partir de la gestión en universidades estatales y privadas se vincula a estudiantes para que acompañen el proceso legal y formativo de los jóvenes remitidos. Estos estudiantes pueden ser de la carrera de psicología o de derecho, puesto que ambos contribuyen a la formación y al buen cumplimiento de las medidas judiciales.

Estos jóvenes son acompañados por los voluntarios en su formación sociocultural, participación en talleres artísticos, lecturas dirigidas, visitas a espacios culturales, aprendizaje de la lengua náhuat, logrando potenciar dinámicas de entretenimiento sano y recreativo.

Sus aportes han significado tener más cercanía con la mayoría de ellos/as; entre otros aportes también destacan el apoyo en la realización de talleres de formación humana, monitoreo de los jóvenes, acercamiento con ellos,  actualización de expedientes, entre otras actividades.

Véase  los aportes con un poco más de detalles.

Apoyo en la realización de actividades

Se les delegan responsabilidades concretas en la ejecución de actividades que contempla el programa, así mismo, sus aportes giran en torno al monitoreo de los jóvenes durante las mismas, ayudando a mantener el control de la jornada y de tener en cuenta algunos detalles para que todo salga con lo establecido en las planificaciones, sin olvidar aspectos que surjan espontáneamente que pudieran entorpecer el curso de los talleres: establecer orden en los jóvenes, tener listo el equipo tecnológico (cuando es necesario), pasar los listados de asistencia, dar un aporte cuando se amerita, entre otros.

Monitoreo de los jóvenes

En coordinación con el coordinador del programa se llevaba a cabo el monitoreo periódico de los jóvenes en las distintas instituciones judiciales, en las familias y con los instructores de los cursos, a través de llamadas telefónicas, de reuniones con sus responsables en los tribunales y con la elaboración de un instrumento de evaluación.

Acompañamiento

Un aporte más cualitativo es el tener contacto directo con ellos/as, acercándose a platicar y en ese abordaje informal orientarlos para un cambio actitudinal, buscando la manera de ganarse su confianza, que no en pocas ocasiones es fácil.

Este quizás es un aporte de mucha importancia aún cuando sea poco tangible a los demás, pero que a la larga se traduce en mejores procesos con cada uno de los jóvenes, permitiéndoles expresar el cómo se sienten, haciéndoles sentir escuchados, importantes e incluidos.

Actualización de expedientes

Constantemente es necesario actualizar expedientes, revisarlos, darles orden por los nuevos documentos que van surgiendo, de esta manera los voluntarios contribuyen a ello, pasando en digital información de uso cotidiano para facilitar el control y monitoreo de las y los jóvenes.

Otras actividades.

Finalmente siempre hay actividades o tareas que surgen de pronto y que requieren de ayuda extra, por lo que la contribución de nuestros voluntarios nunca está de más, siempre con el fin de la adecuada puesta en marcha del programa y ayuda a los procesos de los jóvenes.