SIGUENOS EN LAS REDES SOCIALES
RECIBE NUESTRAS NOTICIAS
EN TU COREO ELECTRÓNICO

Justicia Restaurativa

JUSTICIA RESTAURATIVA

 

Objetivo del programa

Implementar prácticas restaurativas a jóvenes en situación de conflicto con la ley penal juvenil, articulando la formación técnica, humana, mejorando sus capacidades y disminuyendo su estigmatización; y a la vez la implementación de actividades de Servicio Comunitario que posibiliten un beneficio y reparación del daño causado por las y los jóvenes.

La Justicia Restaurativa es una manera alterna de hacer justicia, por lo que el sistema penal juvenil ha comenzado a adoptar este paradigma en función de reparar el daño causado por un joven mediante las prácticas restaurativas. En la actualidad muchos países europeos como Finlandia, Australia, Italia, entre otros países suramericanos como Perú, Chile, Colombia y Estados Unidos han optado por esta vía alterna de resolución de conflictos judiciales, dejando de lado la justicia meramente retributiva, El Salvador no ha sido la excepción en esto.

jr1

Definición y valores

Las Naciones Unidas define la Justicia Restaurativa como:

“Una respuesta evolucionada al crimen, que respeta la dignidad y la equidad de cada persona, construye comprensión y promueve armonía social, a través de la sanación de víctimas, ofensores y comunidades”.

Define la Justicia Restaurativa como respuesta y no como programa con lo que se habla de la filosofía y de valores, en los cuales se destacan:

  • Encuentro:  Se crean oportunidades con el propósito que los victimarios se reúnan y conversen acerca del delito, exponiendo las consecuencias que ocasionaron dicha acción. Esto se realiza a través  de un grupo de autoayuda que les permite, no sólo reconocer la falta ocasionada, sino también expresar emociones y sentimientos reprimidos. Asimismo,  el acompañamiento psicológico es una estrategia fundamental, porque crea un plan de tratamiento individual que ayuda a cada joven en la práctica de habilidades asertivas para la adecuada resolución de conflictos y plan de vida.
  • Reparación Se espera que los jóvenes (en conflicto con la ley) tomen medidas a fin de reparar el daño que han causado, esto se realiza por medio del trabajo comunitario que se les asigna en la institución. Se les hace ver que es un proceso de reflexión constante y a la vez una forma de reparar el daño ocasionado en la comunidad.
  • Reintegración: Se intenta restituir a los jóvenes en la sociedad como miembros activos, positivos, visionarios, con la capacidad de contribuir a ésta. Se capacitan en un oficio técnico de su preferencia  y luego de finalizar el curso puedan orientarlo a la vida práctica.
  • Inclusión: En este proceso se trabaja con las y los jóvenes en talleres de resolución de conflictos con cultura de paz, el cual les permite convivir con jóvenes en la misma situación, pero con ganas de adaptarse a la sociedad y ser personas positivas.

 

Este modelo de justicia paralelo a la justicia convencional retributiva permite restaurar el daño causado a la persona ofendida directamente, o bien, a los ofendidos en segundo orden como lo es la comunidad o sociedad en vez de que a los ofensores se les prive de su libertad. Porque de esta manera la persona se vuelve consciente de su daño y reduce la posibilidad de reincidir en el delito.

Así mismo pretende reparar las relaciones, más que a castigar al ofensor. Es un nuevo enfoque en los procesos de atención a las personas afectadas por un delito y la obtención de control de personal asociado. Este enfoque parece tener un gran potencial para optimizar la cohesión social en nuestra sociedad cada vez más indiferente con las víctimas.

Para poner en marcha las prácticas restaurativas es necesario crear y tener las condiciones adecuadas para recibir a jóvenes para que cumplan su medida, el Servicio Social Pasionista-SSPAS junto con otras organizaciones de sociedad civil van a la vanguardia en el trato de jóvenes en conflicto con la ley penal, mediante la creación de programas enfocados directamente a ellos/as.

Estos programas se ejecutan bajo la cooperación internacional, en los municipios de Mejicanos, Ayutuxtepeque y Cuscatancingo que integran la microrregión “Mélida Anaya Montes”-MAM del departamento de San Salvador, sus beneficiarios son jóvenes -hombres y mujeres- en conflicto con la ley de entre los 14 a 17 años de edad, que cumplen sus medidas judiciales bajo el paradigma de la Justicia Restaurativa.

El Servicio Social Pasionista-SSPAS ha creado las condiciones para que jóvenes en conflicto con la ley penal puedan ser recibidos con calor humano, para cumplir sus medidas judiciales que pueden ir en dos vías: libertad asistida o trabajo comunitario.

Estos jóvenes -hombre y mujeres- son remitidos de instituciones judiciales como Tribunales de Menores, Fiscalía General de la República y del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia-ISNA. Ellos/as son formados técnicamente en los más de una docena de cursos que imparte la institución.

Un pilar en el trabajo con estos jóvenes es la atención psicológica. Esta atención permite llevar un seguimiento y trato personalizado con los jóvenes.

Asimismo se hace una sinergia con los familiares vinculándolos en las sesiones psicológicas, a ellos/as se les atiende en conjunto paciente-familia cuando el caso lo amerita, pero sobre todo se les da atención en los grupos de autoayuda dirigido especialmente a padres y madres.

jr2

CUATRO PILARES DE TRABAJO

1) CURSOS TÉCNICOS

2) TALLERES DE FORMACIÓN   HUMANA

3) ATENCIÓN PSICOLÓGICA

4) TRABAJO COMUNITARIO